Iglesia de Dios Templo Central


Apariencia… Dios no puede ser burlado

Hablemos de una realidad que esta causando mucho daño dentro de la comunidad cristiana, y es el vivir de “Apariencias”. La verdadera vida cristiana para muchos es aparentar lo que no son delante de los demás, haciendo ver que tienen un conjunto de características que realmente no tienen. Pero estos se equivocan porque es “imposible engañar a Dios”, El sabe lo que realmente hay dentro de nuestro corazón. Definitivamente “No nos engañemos, Dios no puede ser burlado”.

Santiago 1:27 – “La religión pura y sin mancha delante de Dios el Padre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones y guardarse sin mancha del mundo.”

Dios es omnisciente, Él sabe todas las cosas en especial todo acerca de nosotros. Él sabe cuándo nuestro corazón se está desviando de su Palabra (la Biblia) y su Voluntad. Debemos someternos a un examen espiritual para ver si nuestros corazones están limpios del pecado de la hipocresía y el auto-engaño.

Samuel 16:7 – “Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”.

2 Corintios 13:5 –  “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados”.

ss (2014-07-11 at 01.33.58)Muchos se esfuerzan por mantener una imagen delante de los demás, pero no se esfuerzan por mantener una “verdadera imagen delante de Dios”, ya que Dios los conoce como realmente ellos son. Debemos orar a Dios como lo hizo David: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno. Salmo 139:23-24”.

Todo cristiano bíblico o nacido de nuevo sabe que Jesús y los apóstoles igualmente repudiaban la creencia de que con solo hacer buenas obras era el medio para ganar o merecer la salvación del alma (Lucas 18:9). Claramente escribe el apóstol Pablo en Efesios 2:9 –  “No por obras, para que nadie se gloríe”, pero este NO termina ahí, sino que inmediatamente en el verso siguiente declara que somos “creados en Cristo Jesús para buenas obras”… ¿Se contradice Pablo? De ninguna manera, la enseñanza es cristalina,NO somos salvos por nuestras buenas obras, sino que somos salvos por la Gracia de Dios a través de ser guardados en Cristo Jesús, dando como resultado el poder hacer buenas obras. Porque simplemente como dice la Palabra “Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma”. No podemos vivir una vida cristiana de apariencias sino de FRUTOS ya que como resultado todo árbol que no da frutos buenos será cortado y echado al fuego.

Posted in Artículos on julio 11, 2014. Etiquetas: , ,